¿Aún no conoces Perugia? Descubre por qué no te la puedes perder. Desconocida para muchos de los turistas que se quedan en los “highlights” italianos, es un punto de partida perfecto para que entres, de lleno, en la región de Umbria.

¿Aún no conoces Perugia? Descubre por qué no te la puedes perder

Primera recomendación: aparcar en el centro es imposible. Sí, sí, no le des más vueltas IM-PO-SI-BLE y te lo dicen 2 madrileñas que de esto, sabemos un rato.

Hay algunos parkings gratuitos alrededor de la Via XIV Settembre y otros de pago algo más cercanos al casco histórico. Eso sí, prácticamente desde cualquier sitio donde aparques te va a tocar subir una cuestecita… considerable.

Una opción para que llegues al centro de la ciudad sin esfuerzos es el minimetro, en este enlace puedes encontrar toda la información necesaria.

Una vez en el centro, toma como punto de partida, la Piazza IV Novembre o Piazza Grande.

Algunos de los monumentos más importantes de la ciudad los podemos encontrar aquí, así que… ¡¡Dale una vuelta!!

La Fontana Maggiore, te atraerá tanto, que es donde primero te vas a dirigir, bueno… también influye que está en el centro de la plaza. Fue construida a finales del s.XIII en estilo gótico por Giovani y Nicola Pisano. Elaborada con mármol rosa y blanco, tiene 2 recipientes de forma poligonal, decorados por todas sus caras con escenas mitológicas, bíblicas, águilas romanas…

El Palazzo dei Priori se encuentra en esta misma plaza. Es uno de los monumentos más representativos de la ciudad y ahora es la Galería Nacional de Umbría.

¡Ah! ¿Qué te creías que aquí ya está todo visto? ¡¡Qué va!!. También está la Catedral de San Lorenzo ¡¡aunque casi ni te vas a dar cuenta!! porque por fuera es más parecida a un palacio.

Pero… todo tiene truqui. En la plaza de Dante, encontrarás la fachada principal de la Catedral, que está sin terminar, al igual que el lateral que da a la plaza IV de Noviembre.

El interior tiene 3 naves muy luminosas.

Lo más curioso es que las arcadas adosadas al muro de la catedral tienen su propio nombre, Loggia di Braccio, que se lo debe a su autor Braccio Fortebraccio (Braccio Fortebraccio, Braccio Fortebraccio, Bracio Fortebraccio, ostras, como trabalenguas no está mal, ¿eh?)

Bajo el primer arco puedes ver los restos de la torre románica de la primitiva catedral y, bajo el segundo la “Piedra de la Justicia” que posee una inscripción que comunica la extinción de una deuda pública del año 1223. La piedra original la encontrarás en el Palacio dei Priori.

Desde aquí mismo sale la calle principal, el Corso Vanucci.

¿Has probado los “Baci Perugina”? Si eres un enamorado del chocolate no te puedes ir sin hincarles el diente. La tienda se llama “La Perugina” y está en esta calle (te lo hemos puesto a huevo).

Si al salir de la tienda te has quedado con ganas de saber más sobre este dulce, a las afueras de la ciudad está el Museo Storico Perugina.

Justo al final de la calle vas a encontrar uno de los miradores más bonitos de la ciudad en los Jardines Carducci. Igual es un buen sitio para que descanses un momento, que ya llevas una buena caminata.

Aquí está uno de los monumentos más curiosos de Perugia, la Roca Paolina. Una fortificación ordenada construir por el Papa Paolo III en 1543 con fin defensivo, pero también para que se viera el poder del Papa en esta zona de Italia.

Estaba formada por túneles, casas, comercios…vamos toda una ciudad bajo tierra que estuvo usándose hasta mediados del s.XIX cuando fue derruida su parte exterior pero no la interior.

Hoy, se utiliza para exposiciones, pero también para conectar la parte alta de la ciudad con la baja mediante escaleras. Sí, sí, también hay escaleras mecánicas.

¿Se nos está olvidando algo, no? Además una cosa muy importante en toda Italia ¡¡su gastronomía!! Aquí en Perugia hay una gran variedad de restaurantes, trattorias o pizzerías y, seguro que alguna se ajusta a tu presupuesto.

Nosotras te recomendamos probar los “strangozzi”. Unos fetuccini artesanales que se suelen acompañar con salsa de trufa y, como sabemos que la trufa tiene sus amantes y detractores te adelantamos que también los puedes elegir con otro acompañamiento.

Perugia es para patearla. Hay muchos rincones con encanto que puedes ir descubriendo dando un paseo por las calles empedradas de la ciudad. Así que… ¡¡piérdete por ellas!!.

Y si lo tuyo son los tours privados te recomendamos este. ¡¡No te defraudará!!                                                                                                             

close

¡¡Pss, pss, sí te llamamos a ti!!

¿Buscando planes viajeros? ¡¡Apúntate a nuestra newsletter!! Con 1 email al mes te enterarás de todo sin perder el tiempo por las redes

¡No hacemos spam! Eso está "mu feo..."

Deja una respuesta

  • Categoría de la entrada:Viajes
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios