Datos Básicos:

  • Cómo llegar:
    • En Metro: Banco de España (L2)
    • En Autobús: 1, 2, 9, 10, 14, 15, 20, 27, 37, 45, 51, 52, 74, 146, C03, E1 (Parada Cibeles).
    • Bicimad: Hay varias estaciones alrededor de la Plaza de Cibeles. La más cercana es la número 86.
    • Coche: Esta zona es de estacionamiento regulado (ORA). Si os decidís por este medio de transporte os recomendamos aparcar por los alrededores de la Plaza de la Lealtad.
  • Dirección: Paseo del Prado, 3. Madrid
  • Entradas: La entrada es gratuita. Se solicita una aportación voluntaria de 3 € para el mantenimiento del museo.
  • Horario: De Martes a Domingo de 10.00 a 19.00 excepto el mes de agosto que el horario se reduce de 10.00 a 15.00
  • Más información: Os dejamos aquí la web del museo.

Tras 2 años de intenso y magnífico trabajo de renovación, el Museo Naval de Madrid reabrió sus puertas al público el pasado 16 de octubre de 2020. Durante este tiempo, ha acometido una importante remodelación en la que ha mejorado la disposición de sus salas y revisado las colecciones, haciéndolo más claro, equilibrado y fácil de seguir para el público general.

En esta ocasión, ponemos rumbo al Museo Naval dando las gracias a Lola y a Nicasio de la Sección de Comunicación del Instituto de Historia y Cultura Naval (IHCN) por facilitarnos el vídeo de presentación de la reapertura del museo y darnos toda la información que precisamos para la visita.

Y ahora sí, ya sin más…

Ponemos Rumbo Al Museo Naval

Nada más llegar hay algo que nos llama mucho la atención, su puerta de acceso. Imita las cuadernas de un barco en construcción y al ascender a través de esta estructura hasta el segundo piso (que es donde se encuentra el museo) ya os iréis ambientando, ayudados también, por el olor a madera.

Una vez dentro del museo ya nos damos cuenta que la visita va a ser amena. De un primer vistazo lo vemos todo ordenado, bien iluminado y acompañado de unos paneles explicativos ni muy extensos ni muy cortos que nos irán acompañando durante todo el recorrido explicándonos a través de la historia de la Armada, la historia de España.

Comenzamos en el s.XIII bajo el reinado de Jaime I «El Conquistador» y su conocido almirante Roger de Lauria que llevaron a la Corona de Aragón a convertirse en una potencia política, comercial y militar del Mediterráneo. Tanto fue su poder, que a día de hoy en Albania, el «katallan» es algo similar al hombre del saco que asusta a los niños.

Pero, si la Corona de Aragón era una verdadera potencia marítima, la de Castilla no se quedaba atrás porque bajo el reinado de Fernando III ,»El Santo» y de Alfonso X, «El Sabio» se acabó de dominar el Estrecho y el litoral sur de la península, lo que nos llevó a completar con éxito la Reconquista.

Entonces ¿Qué pasaría si uniéramos estas 2 potencias marítimas en una sola bajo el reinado de los Reyes Católicos? ¡Pues claro! ¡¡El descubrimiento de América!!.

Cristóbal Colón con sus 3 carabelas (bueno, en realidad 2 carabelas y una nao) descubrieron un nuevo continente, aunque ellos aún no lo sabían, al que llamaron Nuevo Mundo que trajo consigo una expansión de la Corona sin precedentes.

Se creo la Casa de la Contratación de Sevilla. Allí, se formaron cosmógrafos, pilotos y navegantes que nos situaron a la cabeza de las ciencias y técnicas náuticas de la época.

En la «Sala de los Descubrimientos» se encuentra una de las joyas del museo. La carta universal elaborada por Juan de la Cosa en 1500. Se trata de un manuscrito sobre pergamino en el que se representa, por primera vez, América. Al acercarnos, vemos que se trata de una mancha verde que se pierde hacia el final del documento. Lo que sí que tiene mayor precisión son las Antillas, ya que fueron las islas a las que llegó Colón durante sus primeros viajes. La verdad, es que nos tiramos un buen rato mirando la carta. Es muy interesante saber como veían el mundo por aquella época y como representaban en él las naciones existentes.

Otra cosa curiosa de la carta y que les encantará a los más pequeños (a los mayores también) es encontrar a los 3 Reyes Magos. Sí, sí, están representados en ella, pero, no os vamos a decir donde… ¡¡Id a descubrirlo!!

Resulta que, unos años después, esta carta quedaría obsoleta porque el 6 de septiembre de 1522, Juan Sebastián ElCano dio la primera vuelta al mundo. Este hito permitió conocer las dimensiones reales de la Tierra, abrió el camino de la navegación por el Pacífico y comenzó la carrera por hacerse con el control de las Molucas.

En este momento, ya reinaba Carlos I que junto con su hijo, Felipe II convirtieron a España en el mayor imperio jamás conocido, de hecho, se decía que en él, nunca se ponía el Sol.

Al mismo tiempo que se abrían rutas comerciales a través del Atlántico y el Pacífico, en el Mediterráneo se libraba la famosa Batalla de Lepanto.

Y así, vamos avanzando a través de los siglos viendo como evolucionan las embarcaciones y los instrumentos de navegación.

Llegamos al reinado de Fernando VI, que rodeado de grandes ministros, entre ellos el Marques de la Ensenada, fueron capaces de recomponer la Marina, maltrecha desde las sonadas derrotas de la Armada Invencible más de un siglo atrás.

Pero el s. XIX no trajo nada bueno para los intereses de España, y es que, perdimos los territorios que nos quedaban en América y Filipinas lo que pondría fin al Imperio.

Sin embargo, este siglo llegó acompañado de grandes avances, el más importante, el vapor y con él las fragatas de hélice. Estaban construidas primero en madera y luego blindadas con planchas de hierro. Estas, eran las primas lejanas de los acorazados que surgieron durante el último tercio de siglo lo que supuso una importantísima revolución en lo que a los buques de guerra se refiere.

Y así, llegamos al s. XX donde se incorporan los primeros submarinos, da comienzo la Guerra Civil y la II Guerra Mundial…

A día de hoy, la Armada Española está integrada en la OTAN y en la UE además de realizar una permanente vigilancia y protección de los espacios marítimos de interés nacional.

En definitiva, visitar el Museo Naval es recorrer la historia de nuestro país desde los mares y océanos de una forma amena e instructiva.

¡¡Os lo recomendamos como un plan ideal para toda la familia!!

Este fragmento, pertenece al vídeo de la Reapertura del Museo Naval que podéis ver al completo en su página web.

Video Cedido por Comunicación Museo Naval

Deja una respuesta