Continuamos hacia Sibenik, que, quizás sea la gran olvidada de la región de Dalmacia. Eclipsada por Dubrovnik y Split esta ciudad sorprende al visitante y reclama su lugar en la ruta de los turistas

Sibenik posee un fabuloso barrio medieval situado en la parte alta de la colina donde se asienta la ciudad. Lo mejor que podéis hacer es pasear sin rumbo por sus calles donde encontraréis palacios, iglesias y… muchas escaleras, pero de verdad que merece la pena.

Sibenik y Parque Nacional de Krka

Sin daros cuenta, aparecerá ante vosotros la Fortaleza de San Miguel, aquí, es donde encontraréis la recompensa a las escaleras, y es que, las vistas son únicas.

Otro lugar que no os podéis perder es la Catedral de San Jacobo. Esta catedral tiene elementos que la diferencian del resto de catedrales de Croacia y de Europa.

Uno de estos elementos singulares son las 71 cabezas que decoran un friso de la parte exterior. Dicen que son las esculturas de los habitantes de Sibenik que donaron dinero para construir la catedral.

De la catedral también destaca su puerta lateral conocida como el Portal del León en el que 2 leones sujetan sendas columnas con las figuras de Adán y Eva.

Si el exterior de la catedral es bonito, el interior no se queda atrás, así que, aunque hay que pagar entrada, os recomendamos verlo.

De la misma catedral nace la Plaza de la República Croata, donde encontraréis el Ayuntamiento del siglo XVI. Actualmente, el edificio acoge un bonito restaurante, ideal para hacer una pausa y tomar algo.

Sibenik y Parque Nacional de Krka

El resto de edificios que integran la plaza son el Palacio Episcopal y antiguas casas que se han convertido en hoteles o tiendas.

Seguro que os suenan muchos lugares de las fotos, sobre todo si sois seguidores de Juego de Tronos y, es que, aquí se ha rodado la 5ª temporada.

Para los amantes del baloncesto también es un lugar conocido porque aquí nació el jugador Drazen Petrovic.

Y para los más «científicos» tampoco se os habrá pasado por alto, que, Sibenik fue la 1ª ciudad del mundo que utilizó la corriente alterna.

Sibenik y Parque Nacional de Krka

Os hemos dado motivos suficientes para visitarla… ¿verdad?

Krka

Es hora de alejarnos de la costa para ver el Parque Nacional de Krka. Situado a poco menos de 1 hora de Sibenik y a 1 hora y media de Zadar es una parada ineludible para conocer esta reserva natural que os sorprenderá.

Sibenik y Parque Nacional de Krka

Este Parque Nacional engloba la mayor parte del precioso río Krka, que además de una espectacular naturaleza, cuenta con numerosos monumentos culturales e históricos.

Pero la atracción principal del P.N. de Krka son sus 7 cascadas. La cascada Raki Slap es la más ancha y la Skrandinski Buk la más grande y conocida.

El parque está diseñado de tal manera que ofrece a los visitantes un contacto cercano y seguro con la naturaleza.

Sin duda, la parte más visitada del parque es la cascada Skrandinski Buk. Tiene 400 metros de ancho y aproximadamente 46 metros de altura.

El sonido del agua en esta parte es ensordecedor, parece increíble ver tanta cantidad de agua caer con esa rapidez y fuerza al mismo tiempo por la cascada.

Es el momento de detenerse para pensar en el poder y la belleza de la naturaleza, y también, de sacar esa famosa foto del parque… la que todo el mundo tiene. Foto que, sin duda, os traerá a la memoria cada vez que la miréis, el sonido y la fuerza del agua.

No dejéis de lado esta visita en vuestro viaje… ¡¡Os encantará!!

Deja una respuesta

  • Categoría de la entrada:Viajes
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios