Dentro del club de «Los Pueblos Más Bonitos de España» no podía faltar Potes.

Este pueblo cántabro, elegido capital del turismo rural en 2020, te espera a los pies de los Picos de Europa, en pleno corazón del Valle de Liébana con los brazos abiertos y llenos de buena comida, un paisaje que quita el hipo y actividades para toda la familia.

Ve echando un ojo a los puentes de este año y no te olvides de visitar Potes en tu próximo viaje a Cantabria

No te olvides de visitar Potes en tu próximo viaje a Cantabria

Nos conoces, y sabes que no hemos exagerado nada de nada en la introducción. Cuando nos gusta algo nos gusta, y Potes nos gusta muuuuuuuucho. ¿Por qué? Pues porque lo tiene todo y te lo vamos a enseñar empezando por esta panorámica del pueblo.

Arranca desde aquí mismo, al lado del Quiviesa, uno de los 2 ríos que atraviesan Potes. El conjunto formado por el Puente de San Cayetano, el Puente Nuevo y el Puente de la Cárcel, es uno de los reclamos de la localidad. Desde aquí ya puedes empezar a contemplarlos y como no… ¡¡A cruzarlos!!.

Si tienes tiempo te recomendamos que bajes las escaleras del puente de San Cayetano para dar un agradable paseo de casi 2km por la orillas del río Deva y el Quiviesa.

Si llevas el tiempo más justo, no pasa nada, puedes disfrutar del entorno que ofrecen los ríos desde el propio pueblo, paseando por sus calles del centro histórico. No os perdáis: la calle Cimavilla con la Calle Solana y la Plaza del Llano.

Tarde o temprano te toparás con la Plaza del Capitán Palacios, su templete es inconfundible. En uno de sus laterales encontrarás una calle porticada que es la más comercial del pueblo. Aquí te puedes hacer con todo tipo de recuerdos y de cositas ricas para comer… ¡¡¡MmmmMMmmMMm!!

Hablando de comer, lo típico, típico de Potes es el cocido lebaniego. Este de la foto.

¿A que casi podéis olerlo? Es bastante parecido al cocido madrileño así que ¡¡Fans del cocido, este, es vuestro momento!! Podéis encontrarlo prácticamente en cualquier menú de los muchos restaurantes que hay en Potes.

Ahora que has recuperado fuerzas es el momento de ir a la última parada de tu visita, la Torre del Infantado, esa torre que llevas viendo desde que llegaste.

Te vamos a dar 2 buenas noticias. Se puede visitar y hay un mirador con unas vistas de infarto. ¿A que estás esperando? ¿A la noticia mala? Desde luego como eres… ¡¡Pues no, no hay!! Porque hasta el precio merece la pena… sólo 3€.

Una vez dentro, te recomendamos subir con el ascensor hasta la sexta planta, donde se encuentra el mirador y bajar por las escaleras.

¡Ah! Que… ¿Qué se ve en el mirador? Pues nada más y nada menos que todo esto.

Pero oye, que aquí no acaban todas las sorpresas… ¡¡Que vaaaaaaa!!. Al descender por la torre, planta por planta vas a poder ir visitando la exposición permanente «El Cosmos del Beato de Liébana: Aquí Comienza Todo». Es una exposición súper chula, muy interactiva en la que te llevas algún que otro sustillo… dejémoslo ahí, ejem.

Ahora, como siempre, te dejamos toda la información que consideramos importante para hacer tu visita más fácil con la ayuda de estas amigas que nos encontramos por el camino y…

No te olvides de visitar Potes en tu próximo viaje a Cantabria

Datos Básicos:

Localización:

  • Horarios y tarifas Torre del Infantado: Os dejamos aquí el enlace con toda la información.

Si te has quedado con ganas de más, te recomendamos estas actividades:

close

¡¡Pss, pss, sí te llamamos a ti!!

¿Buscando planes viajeros? ¡¡Apúntate a nuestra newsletter!! Con 1 email al mes te enterarás de todo sin perder el tiempo por las redes

¡No hacemos spam! Eso está "mu feo..."

Deja una respuesta