Ahora, toca descubrir la capital de la isla y una de sus playas más conocidas, la de Las Teresitas. Terminamos el día visitando la Basílica de La Candelaria que con sus 2,5 millones de visitantes anuales, la convierte también en uno de los santuarios más visitados de España.

Sinceramente, a nosotras, Santa Cruz de Tenerife no nos entusiasma. Pero, para gustos los colores o… igual es que no conseguimos verle el encanto. Si vosotros habéis estado y tenéis una percepción distinta contadnos por qué en comentarios.

Empezamos la visita en la Plaza Weyler, construida en 1893. Es uno de los principales puntos de encuentro de la ciudad. La fuente del centro es de mármol blanco de Carrara.

Desde esta plaza podemos bajar por la comercial y peatonal calle del Castillo hasta llegar a la Plaza de La Candelaria.

Aquí se encuentran los emblemáticos edificios del Palacio de Carta y el Casino de Santa Cruz. Comenzó a construirse en la segunda mitad del siglo XVI y en 1768 se añadió el monumento de mármol del Triunfo de la Candelaria, que simboliza la aparición de la Virgen de Candelaria y la posterior evangelización de los guanches.

Cruzando la calle La Marina llegaremos a la Plaza de España, que os sorprenderá a primera vista por sus grandes dimensiones. Se construyó en 1929 sobre el castillo de San Cristóbal del que se conservan las ruinas bajo tierra. Cuando remodelaron la plaza, salió de nuevo a la luz, creando un museo subterráneo, cuyo techo es lago que se encuentra en el centro de la plaza.

Aquí está también la Oficina de Turismo y el Monumento a Los Caídos.

Ahora, nos dirigimos a la Iglesia Matriz de Nuestra Señora de la Concepción, y, tenemos que decir, que esta zona fue la que más nos gustó de Santa Cruz.

La torre de la iglesia fue levantada en 1786 y es uno de los símbolos más reconocibles del casco antiguo de la ciudad. Debido a las ampliaciones que ha experimentado a lo largo de su historia, es la única iglesia de cinco naves en todo el archipiélago y un ejemplo de arquitectura barroca canaria.

En su interior encontramos:

  • La cruz de madera que portaba el Adelantado Alfonso Fernández de Lugo al desembarcar por primera vez en la isla.
  • La Capilla de la Familia Carta que data de 1740
  • Las imágenes de Nuestro Padre Jesús Cautivo y de María Santísima de la Esperanza Macarena

Desde la plaza de la iglesia sale la calle Antonio Domínguez Alfonso donde podréis ver lo poco que queda de la arquitectura canaria tradicional en Santa Cruz y además, parar a comer. Os recomendamos el restaurante Guannabí (en la misma calle) que nos sorprendió muy gratamente con su fusión de cocina mediterránea con matices de la cocina Mexicana, Peruana y Asiática.

Playa de Las Teresitas

¿Quién no ha oído hablar en algún momento de la famosa playa de Las Teresitas? Está considerada una de las playas más importantes de las islas.

Se encuentra en el pueblo de San Andrés, a escasos kilómetros de Santa Cruz.

Una curiosidad sobre el lugar es que se construyó de manera artificial con arena traída del Sahara en la década de los 70 donde había una playa de arena volcánica. Durante la obra se levantó también un dique para proteger la playa del fuerte oleaje que en ocasiones se da por la zona.

Actualmente la playa tiene 1.300 metros de longitud y 80 metros de ancho, así que… ¡¡a disfrutar de ella!!

Basílica de Nuestra Señora de La Candelaria

Se encuentra a 20km al sur de Santa Cruz, en el municipio de Candelaria.

Está considerada como el primer templo mariano del Archipiélago Canario. La historia comienza en 1390 cuando dos pastores guanches encontraron una talla de madera de la Virgen en una cueva que usaron de refugio durante una tormenta. “La Morenita” o Virgen de la Candelaria se convirtió en la Patrona de Canarias.

Aunque la talla original de la Virgen de la Candelaria se perdió, hoy en día es posible visitar una réplica en la Ermita de San Blas, también conocida como Cueva de Achbinico.

Años más tarde, en 1672, se consagró la primera Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria en honor a la Virgen. Pero un terrible incendió que arrasó Candelaria, la redujo a cenizas.

El edificio actual data de 1959 y consta de 3 naves, una gran cúpula central y un campanario de 45 metros de altura.

En el techo de la nave principal aparecen tallados los escudos de las 7 Islas Canarias.

En un lateral de la iglesia se encuentra la pila bautismal donde los guanches se convirtieron al catolicismo tras la conquista de Tenerife. Pero sin duda, el elemento más importante de la basílica y el centro del altar es la Virgen de la Candelaria.

Deja una respuesta

  • Categoría de la entrada:Viajes
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios