Datos Básicos:

  • Cómo llegar:
    • Metro: Gran Vía (L1 y L5)
    • Autobús: 001, 1, 2, 3, 46, 74
    • Bicimad: Estación 210 (Tres Cruces) y 211 (Desengaño)
    • Coche: No os recomendamos esta opción. Además de que por esta zona es muy complicado aparcar, corréis el riesgo de entrar por calles exclusivas de tránsito residencial y que os multen. Pero, si sois muy de coche y no valoráis otras opciones, lo mejor que os podemos recomendar es que lo dejéis en uno de los parkings que hay por la zona centro.
  • Direcciones:
    • Templete Metro Gran Vía: Cruce entre Gran Vía y Calle Montera. Lo que se conoce como la Red de San Luis.
    • Estatua Loba Capitolina: Está situada en el número 18 de la Gran Vía en lo que próximamente será WoW Shop Madrid.

En nuestra incansable búsqueda por teneros al día de «lo que se cuece» en Madrid, hemos querido unir en una misma publicación 2 monumentos que existieron, dejaron de existir y que ahora vuelven a la capital con una imagen renovada. Hablamos del Templete de Metro de Madrid de la estación de Gran Vía y de la Loba Capitolina que adornaba las alturas del antiguo Hotel Roma.

En esta ocasión vamos a descubrir pasado, presente y futuro de estos 2 Regresos muy esperados que vuelven a la Gran Vía.

2 Regresos muy esperados que vuelven a la Gran Vía

Tras varios años de obras, el 15 de julio de 2021, quedaba inaugurada por fin la reformada estación de metro de Gran Vía.

Entre las novedades de la reapertura, la Comunidad de Madrid apostó por recuperar el templete original de Antonio Palacios.

Conocido también como Templete de la Red de San Luis, se mantuvo en pie entre 1920 y 1970. Antonio Palacios lo ideó como solución de salida a la superficie de la estación de Gran Vía. Al estar a una profundidad de 20 metros, se construyó un ascensor para acceder a la misma, ubicado en este templete de granito, que estuvo cubierto con una marquesina de hierro y cristal. En 1970 fue desmantelado y trasladado a Porriño, localidad natal del arquitecto.

El actual templete es obra de Miguel Durán-Loriga. Mide 2,12 metros de alto y 6,48 metros de ancho y está situado entre las calles Montera y Gran Vía.

Reproduce de la manera más fiel posible al anterior, recuperando así el gran valor simbólico que tuvo durante los años en los que estuvo en funcionamiento.

Pero, no toda la remodelación está en su exterior. Si descendemos al interior, nos encontramos con la denominada «Estación 4.0» y es que, estamos ante una estación traída del futuro.

Cuenta con:

  • 13 escaleras mecánicas.
  • Máquinas expendedoras que ofrecen el pago del billete sin contacto
  • Tornos que disponen de una interfaz más intuitiva, y una pantalla que informa al usuario sobre la validación del título de transporte empleando gráficos y texto, además de iluminación LED en las puertas
  • 1 enorme pantalla en el vestíbulo principal donde podemos ver imágenes de la capital así como otra información de interés de Metro.

Y, por si todo esto fuera poco, en la estación de Gran Vía también se puede disfrutar, en el segundo nivel intermedio, de un pequeño museo con los restos arqueológicos aparecidos durante las obras de excavación y ampliación de la estación.

Loba Capitolina

En la Gran Vía de Madrid tenemos un secreto que los madrileños conocemos muy bien… un verdadero museo escultórico en las alturas. Así que, la próxima vez que paseéis por ella elevad la vista para descubrirlo.

Dentro de este «museo» en el edificio del antiguo hotel Roma, ubicado en el número 18 de Gran Vía y uno de los primeros que se construyeron en Madrid hace más de 100 años, se encontraba una reproducción de la famosa escultura romana de la loba capitolina. Estuvo ahí hasta 1940 y ahora, podemos volver a disfrutarla.

Una vez que se termine de rehabilitar el edificio que corona, será ocupado por Wow Shop, un espacio multimarca y de recreo tecnológico que permitirá a las tiendas online tener un hueco en el mercado físico. 

Deja una respuesta