Datos Básicos:

  • Cómo llegar:
    • Los aeropuertos más cercanos son: Pisa y Génova
    • Después tendremos 2 opciones para llegar a Cinque Terre:
      • Coche
      • Tren: Os dejamos aquí la web de Trenitalia
  • Cómo desplazarse por Cinque Terre: Os recomendamos que lo hagáis en tren desde La Spezia. Lo mejor es comprar la Cinque Terre Card que os permite viajar ilimitadamente entre los 5 pueblos además de obtener descuentos en otras atracciones turísticas. Aquí tenéis toda la información en cuanto a horarios, precios e incluso podéis adquirirla online.
  • Duración de la escapada: 1 día

Cinque Terre, entre mar y montaña

¿Quién no ha oído hablar de Cinque Terre alguna vez? Seguro que en alguna ocasión ha formado parte de vuestros planes de viaje, ¿verdad?.

Pero, antes de nada… ¿sabéis cuales son los pueblos que forman Cinque Terre? ¿No? Pues, apuntad:

  • Monterosso
  • Vernazza
  • Corniglia
  • Manarola
  • Riomaggiore

Y, ahora sí, vamos a coger el tren en La Spezia y nos vamos a Monterosso.

Monterosso

Monterosso al Mare, con casi 1.500 habitantes, es la localidad más poblada de Cinque Terre. Este pueblo no tiene la típica panorámica espectacular de casas coloridas amontonadas en la montaña, pero os cautivará por sus estrechas callejuelas, la Iglesia de San Giovanni Battista y un extraordinario mirador sobre la bahía.

Además, es el único de los 5 pueblos que cuenta con una playa adecuada para el baño así que… ¡¡no os olvidéis el bañador!!.

Vernazza

Continuando hacia el sur os encontraréis con Vernazza, para muchos el pueblo más bonito de las Cinque Terre, y es que, su popular imagen ha dado la vuelta al mundo gracias a sus coloridas casas y callejuelas que se arremolinan en torno a una pequeña península rocosa.

¿Queréis sacar la mejor foto? Pues la obtendréis al final del puerto con la impresionante Iglesia de Santa Margherita di Antiochia sobresaliendo entre las casitas de colores.

Corniglia

3 km al sur de Vernazza se encuentra Corniglia, el pueblo más pequeño y el único que no tiene salida al mar. Está encaramado sobre un desfiladero de unos 100 metros y para llegar desde la estación de tren al pueblo hay que subir ¡¡382 escalones!! o hacer cola para el bus eléctrico.

Una vez en el pueblo no hay que perderse la Iglesia de San Pietro, con su bonito estilo gótico genovés, antes de llegar hasta el punto más alto, donde hay un mirador precioso de la bahía.

Manarola

Seguimos hacia el sur para llegar a Manarola. Desde la estación hay que atravesar un túnel para acceder al pueblo. Una vez allí os recomendamos ir calle abajo hasta el mar y continuar a mano derecha por el camino que lleva a su espectacular mirador.

Dicen que desde aquí es donde se contempla el atardecer más bonito de Cinque Terre, así que, si lo visitáis en ese momento, quedaos para comprobar si es verdad.

Riomaggiore

Y, por último llegamos a Riomaggiore (quizás el pueblo más escarpado de todos) donde no os podéis perder la Piazza Vignaioli y la Iglesia de San Giovanni Battista. Pero aquí lo imprescindible es bajar hasta el pequeño puerto para fotografiarlo mientras coméis un cucurucho de fritura de pescado.

Una vez recuperadas fuerzas podéis dar marcha atrás andando hasta Manarola por la Via dell’Amore, un sencillo camino junto al mar que ofrece unas vistas impresionantes de Cinque Terre, entre mar y montaña.

Deja una respuesta