Datos Básicos:

  • Ruta:
    • Día 1: Kotor
    • Día 2: Lago Skadar, Ulcinj y Playa de Velika
    • Día 3: Petrovac, Sveta Nedjelja, Sveti Stefan y Budva
    • Día 4: Dubrovnik

Introducción al País

Para poder visitar Montenegro, nuestra recomendación es que voléis a Dubrovnik (Croacia) porque además de descubrir esta maravillosa ciudad, es el aeropuerto con los vuelos más económicos de la zona.

¿Un destino económico? ¡Montenegro!

Desde aquí podréis alquilar un coche y llegar a la frontera con Montenegro, eso sí, estad muy atentos al tráfico y las carreteras. Ambos países han avanzado muy rápido después de la devastadora guerra que sufrieron a finales del siglo XX, pero no son comparables a las infraestructuras españolas.

Dependiendo de los intereses que tengáis, Montenegro ofrece diversas opciones de turismo: activo, de sol y playa…

En nuestro viaje recorrimos principalmente la costa, que tiene una extensión de más de 250km.

Acompañadnos en este viaje y descubriréis un país increíble, que tiene mucho que ofrecer y que os recomendamos visitar antes de que el turismo de masas llegue.

Kotor

Viniendo de Dubrovnik en coche llegamos a la Bahía de Kotor que recorremos a través de una serpenteante carretera que va bordeando el Adriático.

En realidad, esta bahía es el fiordo más extenso del sur de Europa, adentrándose en la tierra hasta 30km.

Para visitar la ciudad de Kotor lo mejor es dejar el coche aparcado en uno de los parkings que hay próximos a la ciudad vieja y seguir la visita a pie.

¿Un destino económico? ¡Montenegro!

Todo el centro histórico está protegido por la UNESCO desde 1979 conservando su estructura original con la mayoría de sus edificios construidos en piedra y una muralla de 5km con una fortaleza en la parte más alta.

Pronto descubriréis por qué es una de las llamadas «Joyas del Adriático», al traspasar las puertas de la muralla os encontraréis inmersos en una auténtica localidad medieval.

Lo mejor para descubrir este tesoro de Montenegro es caminar por las estrechas calles, descubriendo pequeñas plazas e iglesias ortodoxas. Como curiosidad deciros que la ciudad cuenta con 2 catedrales, la de San Trifón que data del siglo IX y otra ortodoxa, más moderna, la de San Nicolás.

¿Un destino económico? ¡Montenegro!

Como caminar cansa y además la hora de comer se aproxima, os animamos a que os sentéis en una terracita para degustar algún plato a base de pescado, que es lo más típico de Kotor, como: los mejillones, una mariscada o un risotto con sepia.

Tras este merecido descanso queda subir a la fortaleza. Igual a estas alturas ya os habéis dado cuenta de que el centro de Kotor ¡es todo una misma calle! Lo único que cambia es la numeración de los portales. ¿Os imagináis el lío que es ser cartero aquí?

Retomando la subida a la fortaleza, para llegar, hay multitud de escaleras que según se va llegando a la parte alta se hacen más irregulares. Os avisamos que, al subir, puede que haya gente pidiendo dinero para pasar. No les hagáis caso, son timadores

Ya arriba, os dareis cuenta que el esfuerzo ha merecido la pena porque podréis observar toda la ciudad y las denominadas Bocas de Kotor, una panorámica que os dejará boquiabiertos. Si podéis, esperad que a que comience a atardecer, ya que los colores rojizos bañan el mar y las vistas son de película.

Una vez en la ciudad de nuevo y para recuperar el aliento, podéis tomaros un tentempié con algún cóctel… ¡¡os daréis cuenta que Kotor es un lugar muy animado al atardecer!!

Lago Skadar, Ulcinj y Playa de Velika

El segundo día lo empleamos en ir a visitar Ulcinj, la Playa de Velika (que es la más larga de Montenegro) y el Lago Skadar (Skadarko Jezero), así que… ¡¡no os olvidéis los bañadores!!

Este lago sirve de frontera natural entre Montenegro y Albania, siendo el tercer lago más grande de Europa.

Para llegar hasta aquí se pueden tomar 2 rutas:

  • La primera es más cómoda y corta
  • La segunda es más larga, con más curvas pero con unas vistas preciosas. Nosotros fuimos por esta.

El Centro de Visitantes del Parque Nacional del Lago Skadar se sitúa en la localidad de Virpazar, donde encontraréis una oferta variada de tours por el lago. Tened cuidado con los precios y… ¡sí, podéis regatear para que el paseo en barco os salga más barato!

La duración de paseo en barco es de aproximadamente 30-45 minutos, llegando a cruzar la frontera con Albania.

¿Un destino económico? ¡Montenegro!

Un dato curioso de este lago es que aunque su profundidad media son 6 metros, existen unas formaciones conocidas como Oko (ojos) siendo su profundidad mayor que la de la costa. El más profundo es el «Ojo Radush» con 112 metros.

Una vez de regreso a tierra firme es interesante visitar el Castillo de Besac, desde donde podrémos tomar unas instantáneas magníficas del entorno y observar un monumento en conmemoración a la resistencia de Virpazar contra los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Después de estas visitas, se acerca la hora de comer, así que os recomendamos que entréis a alguno de los restaurantes de Virpazar a probar algún plato típico de la zona como el pescado de agua dulce, los quesos o el vino.

Ya con el estómago lleno, cogemos el coche con dirección a Ulcinj, situada al sur de Montenegro y última población importante antes de la frontera con Albania. Se tarda aproximadamente 1 hora en llegar.

Una vez allí, lo mejor es que aparquéis el coche por alguna de las calles que rodean la ciudad vieja.

Lo más destacado es la ciudadela-fortaleza que domina la ciudad con un mirador frente al mar de una belleza insuperable. También, merece la pena pasear por las pequeñas calles donde se observa claramente su pasado otomano.

Si os gusta el café, parad en una de sus múltiples cafeterías para probarlo.

Una curiosidad… según cuentan los habitantes de Ulcinj, Miguel de Cervantes, estuvo cautivo en la fortaleza de la que os hemos hablado antes. La leyenda dice que Cervantes fue apresado por los otomanos y durante este periodo cayó rendido ante los encantos de la hija de Dulcino, el Gobernador de la ciudad. Esta mujer sería la que inspiraría el personaje de Dulcinea.

Actualmente, como recuerdo de esta historia en este pequeño municipio montenegrino existe una «Plaza de Cervantes» donde se hacen representaciones teatrales.

Y ahora… ¿Qué os parece si nos vamos a dar un bañito en una espectacular playa? Terminamos el día en la playa de Velika, la más larga de Montenegro que os sorprenderá por su fina arena.

Os recomendamos esperar hasta el atardecer con un coctel en la mano para disfrutar de un espectáculo maravilloso.

Petrovac, Sveta Nedjelja, Sveti Stefan y Budva

En este tercer día, madrugamos un poco más para visitar 3 localidades costeras.

Al primer lugar al que nos dirigimos es a Petrovac, un pequeño y tranquilo pueblo ubicado a 45 minutos de Kotor que sirvió de escenario para la película de James Bond, Casino Royale.

Lo más destacado son las vistas desde la antigua fortaleza construida por los venecianos en el siglo XVI.

Otra visita curiosa es Sveta Nadjelja, una isla situada enfrente de Petrovac. Podemos acceder a ella en pequeños barcos para el turismo, kayak o lancha de pedales. El agua en Montenegro suele ser tranquila, así que ir por vosotros mismos puede ser una bonita aventura.

En la isla, encontraréis una iglesia, y, dice la leyenda que si tocáis la campana os traerá felicidad y salud.

De vuelta a Petrovac decidimos quedarnos aquí para comer.

¿Un destino económico? ¡Montenegro!

Nuestra siguiente parada es Sveti Stefan, quizá el lugar más icónico de Montenegro junto con Kotor.

Este pequeño pueblo de pescadores, unido a la costa sólo por un estrecho istmo de arena fue fortificado por los venecianos.

Actualmente es un hotel de lujo por lo que no se puede entrar a no ser que seas huésped. En él, se han alojado estrellas como Silvester Stallone o Claudia Schiffer.

Aunque no se pueda entrar, no dejéis de visitar este enclave tan característico de la costa montenegrina.

Continuamos nuestro recorrido hacia Budva, un pueblo del siglo V que fue de los que más nos gustó por su encanto medieval.

Nuestra recomendación es que os dejéis llevar y descubráis vosotros mismos esta increíble localidad de estrechas callejuelas, edificios de piedra, callejones y coquetas plazas con un sabor totalmente mediterráneo.

La ciudadela se encuentra en el extremo de la ciudad, desde donde tendréis unas vistas impresionantes y podréis observar a pintores locales retratar las escenas más cotidianas de Budva.

Budva, ha sido incluida en varias veces en las famosas listas de «100 lugares que hay que visitar antes de…» y por algo, es sin duda, una de las perlas de Montenegro.

Dubrovnik

En este cuarto día volvemos a Croacia desde donde tomaremos el vuelo de vuelta pero… ¡¡ahora es el momento de disfrutar este último día al máximo!!

El regreso lo hacemos por la misma carretera que tomamos a la ida, por lo que, si os faltó alguna foto por hacer, ahora tenéis otra oportunidad.

Dubrovnik es patrimonio de la Humanidad desde 1979 y nos disponemos a conocerla, pero mejor, esto os lo contaremos en la próxima entrada de nuestro blog, en la que hablaremos de Croacia, donde podréis conocer esta ciudad y otras del país dálmata, como: Sibenik, Split, o los Lagos de Plitvice.

Conclusiones

Nos despedimos de Montenegro con la sensación de haber descubierto un lugar fantástico para pasar unas vacaciones tranquilas, donde se funden las tradiciones balcánicas con un país que se quiere abrir al futuro y a Europa mediante el turismo.

Montenegro es uno de esos lugares en los que a lo mejor no pensamos a la hora de organizar un viaje y que surge como opción tras descartar otras. Pero al llegar descubres que es la mejor elección que podrías haber hecho.

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Virginia

    ¡Tomo nota, muy interesante!.
    Con ganas de que publiquéis el de Croacia que tengo muchas ganas de ir.

    1. ¡Nos alegra que te haya resultado interesante! Estamos ultimando los detalles de la publicación de Croacia. La podréis disfrutar en breve.
      #Siguelapiedra y continúa descubriendo lugares a través de nuestras publicaciones.

Deja una respuesta

  • Categoría de la entrada:Viajes
  • Comentarios de la entrada:2 comentarios