¿Preparado para viajar a la Edad de Bronce? Pues vamos, que nos vamos en 3, 2, 1…

¿Qué no te lo crees? ¿Cuándo te hemos mentido? ¡¡Nunca!! Y esta vez no va a ser la primera. Sí, se puede «viajar en el tiempo» a través de los diferentes yacimientos arqueológicos. Sólo hace falta un poco de imaginación.

Aunque en este caso… poca nos hace falta porque esta motilla está en perfecto estado. ¡¡Ah!! que no sabes lo que es una motilla, ni donde está, ni nada de nada.

¡¡Perfecto!! ¡¡Quédate con nosotras y no pierdas ripio porque te contamos todo lo que necesitas saber para visitar la Motilla del Azuer!!

Te contamos todo lo que necesitas saber para visitar la Motilla del Azuer

Vamos a empezar por lo básico. ¿Qué es una motilla?

Como te hemos avanzado en la introducción, se trata de un asentamiento humano de la época de la Edad de bronce.

Está construida con piedra caliza y barro. Mide entre 30 y 50 metros de diámetro y forma unos anillos concéntricos en torno a una torre central.

Alrededor de ella, había un pequeño poblado de cabañas y el acceso al interior del área fortificada se realizaba a través de pasillos paralelos a las murallas.

Dentro, además del agua que obtenían mediante un pozo, almacenaban cereales, guardaban el ganado y había hornos para la cocción de la cerámica, el tostado de cereales o la producción metalúrgica.

¿Qué? ¿Ya te vas haciendo una idea?. Te vamos a ayudar con estas fotos.

Ahora sí que estás alucinando porque no te puedes creer que esta estructura, que tiene más de 4.000 años de antigüedad sea el pozo más antiguo de la península… ya, te entendemos, nosotras nos quedamos igual.

Y es que, gracias a las manos expertas de los arqueólogos se ha logrado desenterrar y restaurar esta motilla para que la podamos disfrutar en el s.XXI.

Pero, espera, espera, que falta lo mejor. Verla por dentro.

Se trata de toda una experiencia que incluye: laberinto, unos muros que en su parte más alta llegan a medir 10 metros y, la estrella de la visita, el pozo.

Andando por el laberinto te darás cuenta de su utilidad, que no era otra sino proteger los silos para los cereales, las legumbres y como no, el agua.

Cuando llegues al pozo, no podrás dejar de mirarlo… tiene algo que te deja con la boca abierta y no llegas a entender como con los recursos que se tenían en la Edad de Bronce se pudo construir algo así.

Pero, las motillas, todavía tienen muchos secretos que revelar.

Existen otras 31 (que no son visitables) y se distribuyen en la llanura manchega, con equidistancias de 4 a 5 kms. Siempre están situadas cerca de las vegas de los ríos y las zonas deprimidas dónde era frecuente la existencia de lagunas.

Por lo tanto, la Motilla del Azuer se encuentra cerca del río… venga, venga, que lo tienes… tic-tac, tic-tac, tic-tac… ¡¡Azuer!! ¡¡Claro!!.

¿A que después de este paseíto ya tienes apuntada la Motilla en tu checklist de cosas que ver en Ciudad Real?

Pues, para ponértelo todavía más fácil, te dejamos a continuación toda la información que consideramos de utilidad sobre la visita.

Datos Básicos:

  • Cómo llegar: No se puede acceder en vehículo particular. El punto de encuentro es el Museo Comarcal de Daimiel. Ellos te trasladarán en minibús al yacimiento.
  • Visita: Todas las visitas son guiadas y es necesario reserva con antelación.
  • Entradas: Te dejamos el enlace para comprar tus entradas aquí
  • Horarios y precio: En este enlace tienes toda la información
  • Recomendaciones: No sé tú pero nosotras el calor lo llevamos muy mal. Si vas a visitar la Motilla en verano no te olvides de llevar agua y una gorra para el sol porque si no, te torras.

Recuerda que tienes un 5% de descuento directo en Hoteles Carrefour con el código: VIVELAVIDAROCACARREFOUR. Para utilizarlo sólo tienes que pinchar en este enlace

Si te sobra tiempo, te recomendamos estas actividades:

close

¡¡Pss, pss, sí te llamamos a ti!!

¿Buscando planes viajeros? ¡¡Apúntate a nuestra newsletter!! Con 1 email al mes te enterarás de todo sin perder el tiempo por las redes

¡No hacemos spam! Eso está "mu feo..."

Deja una respuesta