Datos Básicos:

  • Cómo llegar:
    • En Metro: Antón Martín o Estación del Arte (L1) y Banco de España (L2)
    • En Autobús: 001, 10, 14, 19, 27, 34, 37, 45, C03
    • Bicimad: Estación 81 (Cuesta de Moyano), 67 (Almadén) y 61 (Espalter).
    • En Coche: Toda la zona es de estacionamiento regulado y puede llegar a ser difícil aparcar. El aparcamiento público más cercano es el parking de Las Cortes aproximadamente a 10 minutos caminando.
  • Horarios y entradas: toda la información la podéis encontrar en este enlace

A pesar de la creencia general, no fue Carlos III el que ordenaría crear un jardín botánico en la ciudad de Madrid. Fernando VI, en el año 1755, fue el precursor de esta idea, instalándolo en la actual zona de Puerta de Hierro.

Aunque sí sería Carlos III el que, años más tarde, lo trasladaría a su lugar actual. Encargó su diseño a Francisco Sabatini y Juan de Villanueva, inaugurándose en 1781.

En esta zona de Madrid se estaban construyendo otros edificios destinados a la divulgación científica como el Observatorio Astronómico o el Museo de Ciencias Naturales que, más tarde, sería el Museo del Prado.

En 1939 comienza a depender del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y pocos años más tarde, en 1942, es catalogado como Jardín Artístico.

El Real Jardín Botánico, disfrútalo todo el año

El Real Jardín Botánico cuenta con una extensión de 8 hectáreas y una colección de más de 5000 especies de diferentes continentes ordenadas en lo que se denominan “terrazas”.

Lo primero que vemos al pasar la Puerta de Murillo es la Terraza de los Cuadros. Aquí podemos disfrutar de una colección de plantas ornamentales que son aquellas que se cultivan con finalidad decorativa, pero también de frutales o plantas medicinales. Sin duda, esta es la zona más espectacular para ver en los meses de primavera y verano, gracias a lo llamativo de la floración y a los frutos que dan algunos de estos árboles y plantas.

En esta ocasión nuestra visita estaba motivada para ver la floración de los tulipanes que se produce desde mediados de marzo hasta aproximadamente finales de mayo, creando una alfombra de llamativos colores.

La idea general es que los tulipanes son originarios de los Países Bajos. Pero nada más alejado de la realidad, ya que su origen se sitúa en Turquía y la zona de Asia Menor, aunque hoy en día los Países Bajos son el mayor productor.

Retomamos nuestra vista por el paseo principal, donde encontramos estatuas de ilustres botánicos hasta llegar al estanque de plantas acuáticas.

Si vais en primavera podéis tener la suerte que tuvimos nosotras ya que vimos a una mamá pato con toda su tribu de pequeños patitos, así que nos fue imposible no detenernos un buen rato a admirarlos.

Llegamos a la parte más alta del Botánico, la Terraza de los Laureles, donde se encuentra la colección de bonsáis, atravesando primero el Paseo de los Olivos.

Fueron donados por el ex presidente del Gobierno Felipe González en el año 1996, aunque no se expuso hasta 2005.

En esta colección podemos encontrar tanto especies autóctonas de la Península Ibérica como el tejo, el alcornoque o la encina, pero también otras más exóticas procedentes de Asia o Sudamérica.

Bajamos para alcanzar el estanque de Linneo que recibe su nombre por el ilustre botánico sueco al que está dedicada la estatua del estanque. También llegamos al Pabellón de Cristal donde hay un espacio para muestras artísticas temporales y también está la tienda y la cafetería.

Esta zona de estilo romántico, es la denominada como “Plano de la Flor”. Se pueden ver una amplia muestra de árboles y arbustos. También es un lugar ideal para tomar un respiro y descansar en uno de los bancos inundándonos del aroma de las plantas.

Por último, vemos la zona de la Terraza de las Escuelas, donde se muestran las especies ordenadas por orden sistemático y evolutivamente similares.

Esta visita siempre es un buen plan ya sea para un paseo rápido y alejarte del “ruido de Madrid” en pleno centro, o para recorrerlo tranquilamente y disfrutar de su  gran diversidad de especies. Así que… el Real Jardín Botánico, disfrútalo todo el año ¡y a los más pequeños también les encantará!

Deja una respuesta

  • Categoría de la entrada:Madrid
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios