En este tercer día en Transilvania nos trasladamos a la ciudad de Sinaia desde donde veremos el Castillo de Peles y el Parque Natural de Bucegi, en los Cárpatos, muy visitado tanto por turistas locales como extranjeros.

Bucegi

Para visitar el parque natural podéis tomar un funicular desde Busteni o bien subir por carretera, aunque esto no es lo más recomendable, porque al parecer, muchos coches se quedan en el camino y también es fácil perderse.

Nosotras elegimos coger el funicular ya que se accede de manera más rápida y, además, durante el recorrido hay unas vistas espectaculares que seguro que os encantarán si no tenéis vértigo…

Eso sí, tened en cuenta que Bucegi es un lugar muy turístico y que es habitual tener que esperar para coger el funicular.

Ascendemos entre un denso bosque de pinos que posteriormente da paso a un paisaje rocoso para llegar a la cima más alta, Plateau.

La temperatura aquí es bastante más fría que en Busteni, así que, os recomendamos que subáis con ropa de abrigo.

Seguimos el sendero hasta uno de los lugares más característicos del parque, una gran roca modelada por el aire con forma de «esfinge».

Desde aquí, podréis tomar otros senderos, todos bien señalizados. Os dejamos aquí más información.

Nosotras vimos la esfinge y toda la meseta de Plateau, no subimos bien equipadas y pese a que era septiembre hacía bastante frío y estaba a punto de empezar a llover.

Antes de volver a coger el funicular, entramos en una especie de «cafetería» a tomar algo caliente.

Una vez abajo, cogimos el coche para visitar el Castillo de Peles que se encuentra a unos 15 minutos.

Castillo de Peles

Lo primero que os sorprenderá es el entorno donde está ubicado, un frondoso bosque a los pies de los montes Bucegi, en el Valle del Prahova.

El Castillo de Peles es más bien un palacio puesto que no parece una fortaleza defensiva. Fue construido en el siglo XIX en estilo neorrenacentista alemán bajo el reinado de Carlos I de Rumanía. Lo utilizaba como residencia de verano hasta 1948 cuando comenzó el régimen comunista.

Sin duda, Peles os asombrará tanto por dentro como por fuera ya que Carlos I invirtió mucho en su construcción siendo también uno de los castillos más modernos de su época.

En el interior podréis observar algunas de las salas decoradas de forma magistral.

Las que más nos gustaron fueron: la Biblioteca Real, el Salón de Honor y la Sala Árabe.

Os recomendamos realizar la visita guiada, aunque, no hay en español. En este enlace podéis encontrar más información sobre las tarifas.

Ya de nuevo en el exterior podréis ver los jardines donde abundan las estatuas y desde donde podréis tomar unas bonitas imágenes del castillo.

Anexo a Peles podréis ver también el pequeño Castillo de Pelisor construido entre 1899 y 1902 también por Carlos I para servir de residencia de verano a los príncipes herederos Fernando y María-

Toda la decoración interior fue diseñada por la Reina María en estilo Art Nouveau.

Monasterio de Sinaia

La última visita del día de hoy es al Monasterio de Sinaia que está a escasos 10 minutos en coche.

El conjunto monástico está conformado por edificios de diferentes épocas debido a las ampliaciones que se han ido sucediendo para poder albergar un gran número de monjes.

Debido a estas ampliaciones y remodelaciones fue el primer lugar de culto en contar con luz eléctrica.

Los edificos más representativos del recinto son las 2 iglesias ortodoxas: Biserica Veche (Iglesia Vieja) y Biserica Mare (Gran Iglesia).

La Biserica Veche fue construida en 1695 y por motivos de conservación estuvo cerrada de 2006 a 2016.

Todas las pinturas del interior son originales, realizadas por Parvu Mutu.

La Biserica Mare se construyó entre 1842 y 1846 en estilo moldavo y brancovenesc de Valaquia, también conocido como renacimiento valaco o renacimiento rumano.

Deja una respuesta

  • Categoría de la entrada:Viajes
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios