Japón ya está en Madrid. ¿Te lo vas a perder?. Nosotras decimos ¡¡NOOOO!! y allá que cogimos los bártulos, bueno, más bien el coche para plantarnos en CentroCentro. Allí tienes la exposición «Japón, una historia de amor y guerra» que te hará viajar de un plumazo al país nipón.

Japón ya está en Madrid. ¿Te lo vas a perder?

Venga, así de primeras. ¿Qué se te viene a la cabeza cuando dices la palabra Japón? ¿Samurai? ¿Flor de Cerezo? ¿El Sol Naciente? ¿Geisha? Ay, mira sí, a nosotras se nos viene esta última palabra, más en concreto en la frase: «Como geisha por arrozal» que expresa tanto en tan poco; gracias Pilar por esta aportación vital que no podíamos dejar de plasmar aquí.

Bueno, pues eso, que nos desviamos. Efectivamente, todo eso y mucho más es Japón. Un país que se mueve entre lo humano y lo divino, lo tradicional y lo moderno.

¿Qué es lo que vas a encontrar aquí? Pues, tal y como decíamos en la introducción, más que una exposición es un viaje que se divide en 11 paradas o secciones.

  1. UKIYO-E, LAS ESTAMPAS DEL MUNDO FLOTANTE:

Como ya te vamos conociendo, seguro que te estás preguntando ¿Qué son los UKIYO-E? Son xilografías, un procedimiento de impresión en relieve, de origen chino, que se remonta al periodo Han (206 a.C. – 220 d.C.). Y, como una imagen vale más que mil palabras…

2. TEATRO NŌ Y KABUKI:

Te avisamos que te vas a quedar embobado delante de la pantalla donde se proyectan grabaciones de las obras del teatro No y Kabuki. Ahí lo dejamos.

No es el término que engloba el teatro clásico de Japón, al principio reservado únicamente a la aristocracia. Más que la acción, prevalece una sugerente evocación de sentimientos, llevados más allá de los límites de la realidad.

También existían otras tipologías teatrales como el Kabuki, que viene a significar ‘desviar’, ‘trasgredir’.

Sus actores se convirtieron en auténticos héroes de la calle. Actuaban solo actores varones y los papeles femeninos los interpretaban los onnagata, actores especializados en dichos roles.

3. BIJIN. LA VISIÓN DE LA MUJER EN EL UKIYO:

Apunta otra palabra a tu vocabulario japonés, Bijin. Significa «mujer hermosa» y… ¡efectivamente! aquí es donde entran en acción las geishas.

Las geishas eran artistas, bailarinas e intérpretes de instrumentos. Poéticamente denominadas en Japón ‘mariposas de la noche’, constituyeron una auténtica profesión de refinadas anfitrionas-entretenedoras, expertas en el arte de la conversación.


La oiran, cortesana de alto rango, tenía que ser diestra en poesía, en la interpretación de diversos instrumentos musicales y en varias artes.
La yuyo, mujer de placer, se la recompensaba con dinero, pero solo con el dinero no se la podía tener.
La tayū estaba considerada el nivel más alto dentro de las cortesanas, era capaz de mantener conversaciones sofisticadas, era conocedora de la etiqueta de la corte y podía frecuentar a los nobles y personajes destacados.

4. SHUNGA, LAS IMÁGENES DE LA PRIMAVERA:

Que «la primavera, la sangre altera» lo sabemos todos y parece que en el otro lado del mundo, también es así.

El shunga, las imágenes de la primavera, representa un género en la producción ukiyo, que abarca la amplitud del erotismo.

5. MUSHA, GUERREROS:

Musha es el guerrero tribal, el que a lo largo de los siglos se transformará en el samurái.

6. EL MUNDO DE LOS SAMURÁIS:

Sin duda la sección que más nos llamó la atención, bueno… junto con la del Teatro No, para que te vamos a engañar…

Aquí encontrarás una selección de armaduras típicas de los samuráis. El guerrero japonés siempre antepuso su agilidad en combate a cualquier forma de protección que pudieran mermarla. Vamos, igualito, igualito que las armaduras de nuestros caballeros medievales ¡¡Que no hay quien las mueva!!

7. FUKEI-E, EL PAISAJE:

En esta sección puedes admirar la obra maestra «Cien vistas del Monte Fuji» de Katsushika Hokusai

8. KAKEMONO:

Dicho así, no tienes ni idea de lo que es un Kakemono, ¿verdad? Nosotras, tampoco; pero si te mostramos una imagen, seguro que ya te va sonando.

Kakemono significa «colgante» y en su composición existe un cuadro central donde se plasma la escena, mientras que, a su alrededor, se conforma una construcción decorativa en seda o papel de damasco.

9. SHIN HANGA y SOSAKU HANGA:

En la primera década del s.XX, el editor Watanabe Shosaburo, volvió a poner de moda el ukiyo-e con un nuevo movimiento llamado Shin Hanga. Al mismo tiempo, se desarrolló el movimiento Sosaku Hanga, la impresión creativa. Y es que… todas las modas, vuelven.

10. EL OLIMPO SINTOÍSTA Y BUDISTA:

Ahora, vamos con el tema de las religiones.

El shinto es la religión autóctona de Japón. Se centra en considerar que la naturaleza está animada y dotada de su propio espíritu, el kami.

El butsu-do, ‘el camino del Buda’, se introdujo en Japón en el 552 pero… nunca ha llegado a cuajar.

11. DE LA INTERPRETACIÓN A LA REALIDAD: FOTOGRAFÍAS DE ÉPOCA:

Llegamos a la última parada de nuestro viaje por Japón y lo hacemos a través de la fotografía.

Ahora, ya solo os queda comprar la entrada y disfrutar.

Cuando estés allí, ¡¡No te olvides de etiquetarnos en RRSS o dejarnos un comentario de tu visita a la exposición!!.

Aquí te dejamos toda la información necesaria para que tu visita sea más fácil:

  • Cómo llegar a CentroCentro:
    • Metro: Banco de España (L2)
    • Autobús: 1, 2, 9, 10, 14, 15, 20, 27, 37, 45, 51, 52, 74, 146, C03, E1 (Parada Cibeles).
    • Bicimad: Hay varias estaciones alrededor de la Plaza de Cibeles. La más cercana es la número 86.
    • Coche: Esta zona es de estacionamiento regulado (SER). Si os decidís por este medio de transporte os recomendamos aparcar por los alrededores de la Plaza de la Lealtad.
  • Dirección: Plaza de Cibeles, 1A
  • Entradas: Podéis comprarlas aquí.
  • Horario: De Lunes a Domingo de 10 a 20.
  • Más información: Os dejamos aquí la web de CentroCentro.

Finalmente, queríamos dar las gracias a Mónica Iglesias por la invitación.

Deja una respuesta